Cómo formar parte de la Short list de un cliente

El término short list hace referencia a las marcas que se encuentran situadas en las primeras posiciones como preferible elección del cliente cuando este desea comprar un producto o contratar un servicio. A continuación te explicaremos la importancia de hacer un buen uso del marketing para entrar a formar parte de esta lista corta para el máximo de usuarios posible. Además, te informaremos de los pasos que debes seguir para acceder a sus listados y conocer tu posición general entre el público objetivo.

La importancia de la estrategia de marca para entrar en la lista corta

Normalmente, cuando los usuarios quieren comprar algo crean en su cabeza un esquema con las opciones preferibles en una escala descendente. Es a eso a lo que nos referimos cuando hablamos de listas cortas, aquellas formadas a partir de las cuatro o cinco primeras elecciones de los clientes, y que están determinadas fundamentalmente por la reputación y fama de las marcas.

En este aspecto es clave que, a través de una estrategia de marca eficiente, puedas modificar esas prioridades para colocarte en esas primeras posiciones de selección de tu público fiel. Es imprescindible crear una buena conexión entre la imagen pública de tu negocio y tus herramientas de marketing para alcanzar esa lista tan importante para el incremento de tus ventas.

Debes ser consciente de que has de ser tú el que busque la forma de comprometerte con los clientes, y no esperar que sean ellos los que lleguen a ti. Para ello será indispensable que apliques un plan de publicidad bien definido, consiguiendo cierta repercusión en tu público objetivo y adaptando perfectamente tu estrategia a los objetivos de tus leads.

Claves para analizar a tu público objetivo y tener acceso a la short list

Primeramente, te aconsejamos que centres tu atención en saber a quién dirigir el mensaje si tu objetivo es influir, de alguna manera, en las tendencias de consumo para que los posibles compradores se fidelicen con tu marca. Debes tener en cuenta que, aunque el mercado sea muy amplio, tu público objetivo es un sector concreto, con intereses específicos y con el que solo algunas técnicas surtirán todo su efecto.

Por ello, debes tener las ideas claras respecto al tipo de público hacia el que quieres dirigir tus esfuerzos, y qué medios vas a utilizar para llegar a él. Una vez tengas definido el perfil de tu cliente ideal, deberás hacer campañas de marketing personalizadas. Pero, ¿cómo hacerlo? Primeramente habrás de centrarte en tu target e investigarlo para comprender qué tipo de productos o servicios busca a través de redes sociales o en su navegación por páginas web, cuándo lo hace, qué características o rangos de precios le llaman más la atención…

Es muy importante, además, que conozcas los medios que mejor se adaptan a tu público objetivo a la hora de invertir en publicidad. El rango de edad, nivel socioeconómico, cultural o los intereses no son los mismos entre la población susceptible de ser impactada por tus anuncios en Facebook que en Instagram, en un periódico digital, en un canal de televisión en abierto o en una revista especializada. Medita bien todos tus pasos para convertirte en parte de esa lista de opciones preferentes por parte de tus posibles compradores.

Si estás en las primeras etapas de tu negocio, es fundamental que tengas presencia en las redes sociales que interesan a tu target. Por otra parte, si creas una lista de correo en línea, también deberás esforzarte en lanzar promociones publicitarias atrayentes y facilitar el registro en tu web para desmarcarte de la competencia. Te recomendamos que te tomes el tiempo necesario para crear contenidos interesantes y que tus suscriptores mantengan el interés en tu información.

Otra estrategia, más innovadora, consiste en aplicar un marketing sensitivo. Es decir, combinar tu producto o servicio con estímulos que apelen a los sentidos de los posibles clientes para crear una sensación agradable. Dependiendo de tu sector, de esta forma ganarás posiciones en la lista corta de tu público potencial muy fácilmente.

Como ves, la elección del cliente a la hora de comprar un producto u otro se basa en muchos factores, demasiados, pero de ti depende crear la estrategia adecuada para tu producto y tu público. Así podrás posicionarte entre las primeras opciones de tu target y convertirte en una marca reconocida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *