Los ODS 2030 integrados en la estrategia de comunicación corporativa

bandera ONU

Una buena estrategia de comunicación corporativa tiene que alinearse con los intereses de la sociedad en la que opera tu empresa. Y es que la empatía y la cercanía son imprescindibles para conectar con tu audiencia. Por ese motivo, debes asegurarte de que los mensajes que lanzas están alineados con su forma de pensar y de entender el mundo.

El incremento en la concienciación de la población con causas políticas y sociales es cada vez más sólido. Así, hoy en día los consumidores no solo buscan la utilidad de tus productos o servicios, sino que también se preocupan por cómo están hechos, por las condiciones laborales de quienes los manufacturan y por su impacto medioambiental.

Los ODS y la estrategia de comunicación corporativa

Los ODS u Objetivos de Desarrollo Sostenible son una batería de 17 retos definidos en el año 2015 por la ONU. Forman parte de la Agenda 2030, y ocupan un papel muy relevante en la agenda política y económica de la mayoría de países desarrollados. Su finalidad es atraer la atención sobre determinados problemas globales y ponerles solución; por ejemplo la conservación del medio ambiente, el hambre, la desigualdad de género, el consumo responsable o la paz mundial.

Este plan responde a las mayores exigencias sociales de la población actual, y si no quieres quedarte fuera del mercado tu negocio habrá de adaptarse a esta nueva realidad y hacer frente a las demandas de los usuarios. La transparencia y las iniciativas que permitan trabajar a favor de los ODS deben estar en el centro de tu estrategia de comunicación. La mayoría de las marcas de moda, por ejemplo, han comenzado a combatir la fama de industria contaminante comunicando claramente los niveles de sostenibilidad de sus productos.

Repercusión de los ODS en los medios de comunicación

El aumento del interés y la implicación por parte de los consumidores está dando lugar a una mayor demanda en materia de transparencia. Asuntos como el respeto al medio ambiente o la igualdad cada vez ocupan más espacio en medios y redes sociales, pero también en las agendas políticas y en las memorias corporativas. La preocupación del público general por estos temas es creciente, y cada estarás sometido a más presión para implicarte.

Para hacer frente a esta situación, puedes asignar funciones específicas dentro de los departamentos, o incluso crear uno específico de comunicación social que actúe como  promotor de iniciativas, audite tu actividad y lance iniciativas de difusión de información. Diversas firmas de productos de lujo, tras acusaciones de racismo, han optado por esta solución y tienen en la actualidad equipos encargados exclusivamente de velar por la diversidad.

Qué es la comunicación social

Todas las iniciativas de las que estamos hablando se engloban dentro de lo que sería la comunicación social, con dos funciones principales: promover y comunicar iniciativas relacionadas con los ODS y asesorarte sobre cómo actuar ante posibles crisis o escándalos relacionados con tus prácticas. Para conseguirlo, puedes optar por equipos internos o externos.

La presión mediática de la que hablamos, y la influencia de las redes sociales, hacen prácticamente imposible que los errores pasen inadvertidos en los tiempos que corren. Un fallo tiene el potencial de convertirse en escándalo en pocas horas, y por ello es mejor que seas proactivo y cuentes con medidas de prevención, así como con sistemas que te permitan reaccionar rápidamente.

La importancia de comunicar valores

En un mercado saturado, donde los consumidores están acostumbrados a conseguir lo que quieren al momento, son cada vez más quienes exigen a las empresas donde compran una conducta intachable. Posicionarte contándole al mundo las causas en las que crees no solo te diferenciará de la competencia, sino que también te acercará a tus clientes.

Es importante que trabajes para integrar estos valores. Para ello, deberás aplicarlos en cada área de tu negocio, desde la cultura corporativa a los propios productos o al packaging. Si cometes el error de promoverlos de forma superficial, correrás el riesgo de arruinar tu valor de marca y perder tu credibilidad.

Es el momento de trabajar por los ODS

Como has podido ver, el apoyo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible tiene que ir un paso más allá de tu estrategia de comunicación corporativa y estar integrado en tu cultura corporativa. Así crearás valor y cumplirás con las demandas de tus clientes: compromiso y transparencia.

 

Facebook:

¿Conoces los ODS? ¿Sabes cómo incorporarlos dentro de tu estrategia de comunicación? En un entorno donde los consumidores son cada vez más exigentes con las empresas, es fundamental que tomes las riendas de tu negocio y te impliques en el desarrollo social. Te contamos cómo puedes hacerlo.

LinkedIn:

Las empresas se enfrentan a un entorno en el que los clientes y los medios de comunicación son cada vez más exigentes… Y eso incluye la ética en las prácticas de los negocios. En nuestra última entrada te explicamos qué son los ODS y cómo puedes aplicarlos en tu cultura corporativa y tu comunicación para conectar más y mejor con tu audiencia.

imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.