¿En qué se parece la publicidad nativa a la comunicación corporativa?

publicidad nativa

En el mundo del marketing digital, es muy frecuente escuchar el concepto publicidad nativa asociado a nuevas tendencias y estrategias de comunicación. Por eso, en esta entrada trataremos de explicar exactamente qué es la publicidad nativa y en qué se parece a la comunicación corporativa, así como otros conceptos de moda como el marketing de contenidos. ¡Toma papel y lápiz y no pierdas detalle de todas las claves que debes conocer para ser un auténtico experto en comunicación online!

Comunicación corporativa

Llamamos comunicación corporativa a la suma de comunicaciones, tanto internas como externas, que una determinada organización lleva a cabo para lograr un punto de vista favorable o atractivo de la misma. La comunicación corporativa es esencial en cualquier empresa y está en permanente evolución, por lo que conviene estar al día de todas las tendencias relevantes.

Por su parte, con la publicidad nativa añadimos un punto extra a las estrategias publicitarias de las empresas o instituciones. Y es que esta estrategia consiste en integrar elementos publicitarios de manera sutil dentro de contenidos de interés para los usuarios. De esa manera conseguimos que nuestro mensaje llegue a los consumidores de una manera mucho menos intrusiva que con la publicidad convencional. Interesante, ¿verdad?

A día de hoy, cualquier estrategia de comunicación corporativa de éxito debe tener en cuenta este nuevo (o relativamente nuevo) formato publicitario. A continuación analizaremos en detalle la importancia de incluir planes de publicidad nativa en la estrategia global de comunicación y marketing de nuestra compañía.

Estrategia de comunicación y marketing

Es de sobra conocida la importancia de elaborar buenos planes de comunicación y marketing. Pero, ¿por qué es tan importante incluir la publicidad nativa en los mismos?

En primer lugar, hay que tener en mente que la sociedad ha evolucionado: como consumidores, hoy rechazamos mucho más que en el pasado la publicidad intrusiva. No en vano como internautas tendemos a bloquear los anuncios que aparecen en los navegadores siempre que podemos.

Es por ello que los contenidos deben estar más adaptados a nuestros intereses que antes. Pero, ¿cómo? Muy  sencillo: cuando hacemos una búsqueda en Google ya estamos dando pistas sobre qué despierta nuestro interés. Un artículo que incluya publicidad nativa en estos casos ha demostrado ser notablemente más efectivo que, por ejemplo, un banner con publicidad.

De hecho, según un estudio realizado por IPG Media Lab, los contenidos presentados como publicidad nativa captan un 52 % más la atención de los usuarios que la publicidad convencional. Es un dato a tener en cuenta a la hora de elaborar cualquier plan de comunicación corporativa y marketing digital, tanto en grandes multinacionales como en pequeñas y medianas empresas.

Publicidad nativa y marketing de contenidos

El marketing online actual apuesta firmemente por las estrategias de publicidad nativa y por el marketing de contenidos (content marketing). La realidad es que muchas personas confunden estas dos tendencias que, aunque presentan similitudes, están claramente diferenciadas.

La principal característica que separa claramente estas dos estrategias radica en el hecho de que el marketing de contenidos se apoya en canales propios para la difusión de mensajes (owned media), mientras la publicidad nativa utiliza canales externos (paid media). Para entendernos: la publicidad nativa sería una evolución de los publirreportajes que se incluyen en prensa convencional. El marketing de contenidos, por su parte, estaría incluido dentro de la propia web de la empresa, su blog o sus newsletters, por citar algunos ejemplos.

Así, en el marketing de contenidos los mensajes los elabora la propia empresa, mientras que con la publicidad nativa el emplazamiento es pagado y los contenidos los puede realizar tanto la empresa que quiera anunciarse como el medio de comunicación que recibe el pago; esto deberá concretarse en el acuerdo comercial, en función de la capacidad y necesidades de cada compañía. Es necesario resaltar que las empresas no pagan por publicidad al uso, si no por contenidos que tengan la misma apariencia que el resto de los que son difundidos por el medio.

¿Y ahora qué?

A modo de conclusión, cabe recordar que estamos ante un momento determinante en el mundo de la publicidad digital. Esto nos obliga a estar atentos y no perder la oportunidad de ganar consumidores por medio de estrategias de alto impacto. Todo indica que el futuro de la comuncación pasa por una transformación sin precedentes. Publicidad que no parece publicidad: publicidad nativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *