Remitente y asunto en el Permission Marketing

Permission Marketing

A la hora de plantear una campaña de Permission Marketing, podemos pensar que un contenido atractivo, una creatividad impactante y contar con una base de datos bien filtrada y segmentada, en la que los registros han sido obtenidos con el permiso expreso de los receptores es una garantía de éxito. Sin duda todos estos elementos son muy importantes, pero hay dos aspectos clave que hay que cuidar con especial esmero: el remitente y el asunto.

No siempre le damos a estos dos elementos del Email Marketing la importancia que tienen y sin embargo son los dos primeros filtros que pueden hacer fracasar nuestra campaña. Cuando un receptor encuentra un correo en su bandeja de entrada lo primero que mira es el remitente. Con la cantidad de correos electrónicos que todos recibimos a diario, no es de extrañar que el remitente sea un filtro inmediato: si es percibido como fiable (y si es conocido mucho más), mantendrá la atención del receptor.

Pero para que una campaña de Permission Marketing cumpla con su objetivo, en este punto sólo hemos pasado el primer obstáculo. La atención del receptor, una vez aceptado el remitente como fiable y de interés, se dirigirá de inmediato al asunto. Este es un punto especialmente importante: la creatividad no sólo debe concentrarse en el contenido del mensaje, sino en ser capaces de captar el interés a través del asunto para que el receptor continúe leyendo.

Hoy en día el tiempo es oro. La cantidad de información que recibimos a través de todos los dispositivos a nuestro alcance es enorme y el receptor necesariamente se muestra selectivo. El asunto debe cumplir al menos dos características: explicar el objetivo o contenido del mensaje de forma concisa, pero además de forma atrayente o impactante para no perder la oportunidad de llegar a nuestro target. Prácticamente tiene que plantearse como un eslogan que llame la atención, pero que al mismo tiempo ofrezca información.

No es fácil conseguir este objetivo en una sóla línea de texto, por ello es fundamental trabajar con especial atención este aspecto.

Una vez superados estos primeros filtros, el receptor llegará al mensaje, donde claramente el contenido y la creatividad son primordiales en función de nuestro objetivo, ya sea conseguir tráfico, leads o incluso ventas. Llegados a este punto el reto del Permission Marketing es mover a nuestro interlocutor a la acción, pero si hemos conseguido esquivar los primeros obstáculos, nuestras posibilidades de éxito serán mucho mayores.

 

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.