Nota de prensa: El CGCFE se une a los pacientes de Esclerosis Múltiple para concienciar a la sociedad sobre sus síntomas

Hoy, día 30 de mayo, se celebra el Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, una enfermedad neurológica de carácter sistémico que se diagnostica, sobre todo, en la población joven. El sistema inmune ataca a las neuronas, lo que provoca que la enfermedad se manifieste con multitud de síntomas, algunos de ellos invisibles. Su evolución es impredecible y es una enfermedad que, actualmente, no tiene cura y no afecta a todos los pacientes con la misma intensidad, por ello se la conoce como “la enfermedad de las mil caras”.

El CGCFE, quiere sumarse a la campaña #MiEMinvisible, mostrando todo su apoyo a los pacientes de este colectivo, que sufren síntomas como fatiga, problemas de visión, dificultades de movilidad y equilibrio, dolor, sensibilidad al calor, etc. Estos síntomas condicionan la calidad de vida de estas personas, dificultando considerablemente el movimiento en las actividades de la vida diaria, y teniendo que luchar con las dificultades e incomprensiones a nivel social.

La Fisioterapia es un apoyo fundamental para enfermos y familiares, que ayuda a combatir el progreso de la enfermedad, tanto desde el punto de vista físico como emocional. Por ello, la figura del fisioterapeuta resulta imprescindible durante todo el ciclo vital del enfermo y debe integrarse en los equipos multidisciplinares dentro los centros especializados, así como intervenir en el domicilio del paciente en los estadios avanzados de la enfermedad.

La Fisioterapia desarrolla terapias específicas para esta enfermedad, centrándose en mantener las amplitudes articulares, luchando contra la aparición de rigideces en las articulaciones e inhibiendo la espasticidad; evitando el deterioro y debilidad  muscular con ejercicios de potenciación muscular siempre según el grado de tolerancia al ejercicio del paciente; manteniendo una marcha lo mas autónoma posible; facilitando y enseñando el correcto uso de las ayudas técnicas; manteniendo una adecuada función respiratoria y enseñando a los familiares un correcto manejo del paciente y a mantener un control postural lo mejor posible según la fase de la enfermedad en la que se encuentre el afectado.

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad que no tiene cura, pero tanto una atención farmacológica adecuada como la práctica de ejercicio terapéutico, siempre bajo la supervisión de un fisioterapeuta, ayudará a paliar la evolución y sintomatología de esta enfermedad sistémica. Es fundamental que las administraciones públicas se conciencien en seguir invirtiendo en investigación y profundizando en el conocimiento de esta enfermedad, para intentar mejorar la calidad de vida y la autonomía de los pacientes y de su entorno familiar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.