Los principales KPIs de SEO: las métricas imprescindibles para entender el rendimiento de tu web

En un mundo en el que el marketing online gana terreno a pasos agigantados, resulta imprescindible medir el impacto que tiene cualquier actuación puesta en marcha para crear SEO. ¿Cómo se logra? Recurriendo a los KPIs SEO. Son la solución idónea si quieres saber si tu web está cumpliendo con el propósito para el que la creaste.

Los KPIs, acrónimo de las palabras en inglés Key Performance Indicators, son métricas de SEO que permiten cuantificar los resultados de un posicionamiento o de cualquier estrategia emprendida. Son los indicadores de que las acciones iniciadas funcionan o, si por el contrario, no están dando los resultados que se desean y hay que establecer cambios para mejorar estos.

Existen dos tipos de estos medidores: los cuantitativos y los cualitativos. Los primeros son los que posibilitan una medición y ofrecen datos absolutos. Los cualitativos, por su parte, ofrecen resultados sobre determinadas cualidades. El análisis, en este caso, no se lleva a cabo mediante cifras.

Los KPIs SEO más importantes

Existen múltiples KPIs que pueden emplearse de cara a mejorar el posicionamiento SEO. A continuación, enumeramos algunos de los más destacados.

1. Las sesiones orgánicas

Es el KPI más importante con diferencia. Se denominan sesiones orgánicas a las visitas recibidas a una web exclusivamente desde cualquier motor de búsqueda, como Google, que son cuantificadas por su duración. Estas sesiones engloban, además del tiempo de permanencia, otros criterios, como las acciones de interacción que el visitante ha realizado durante ese periodo y su salida del sitio.

2. El CTR

Su nombre es un acrónimo de Click Through Rate. ¿Qué quiere decir? Hace alusión al número de clicks que suma una URL cada vez que aparece en los resultados de una búsqueda. El porcentaje resultante es el que cuenta. Cuanto más próximo se halle al 100 %, mayor éxito tendrá.

3. El ranking en los motores de búsqueda

Este fue durante mucho tiempo el principal KPI, pero en la actualidad su protagonismo ya no es clave porque se ha comprobado que estar situado en los primeros lugares en los motores de búsqueda no siempre se traduce en tráfico para una web. Aun así, se continúa tratando de conquistar esos primeros puestos en Google, Yahoo y otros buscadores.

4. Retorno de Inversión (ROI) y conversiones

Este KPI se basa en estudiar la inversión que se ha llevado a cabo, y cuando hablamos de inversión nos referimos al dinero que has gastado y también, cómo no, al tiempo que has necesitado dedicar cuantificándolo de forma económica. Se deben tener en cuenta los ingresos que se obtienen para, como ocurre en cualquier negocio, conocer si existe una rentabilidad. Esto es el ROI o Return On Investment, es decir, el retorno de la inversión. A este concepto se suma el de la conversión o leads, que hace alusión a la acción que deseamos que el usuario realice. Si lo logramos una compra o descarga, se logra una conversión.

5. La tasa de rebote

La tasa de rebote da lugar al porcentaje de los usuarios que visitan la web y la abandonan a los pocos segundos sin tiempo si quiera de llevar a cabo ninguna acción. Se establecen unas tasas aceptables para cada caso. Por ejemplo, cuando se trata de landing pages, dicha tasa se sitúa entre el 25 % y el 45 %, pero en el caso de los blogs, asciende a entre el 35 % y el 55 %.

6. Comentarios

En este caso, nos encontraríamos ante un KPI de tipo cualitativo, que se centra en analizar los comentarios que la persona que ha visitado tu sitio web deja en el mismo. Ofrece la posibilidad de saber cuál es su satisfacción sobre la misma web o los comentarios que en ella se publican.

Hay un sinfín de métricas de análisis

Existen otros KPI. Entre los cuantitativos también se encuentran los relativos al número de visitas en relación a la palabra clave, autoridad de la página, número de enlaces, tiempo de permanencia… No hay que olvidarse de los cualitativos, como los contenidos que son compartidos en redes sociales, las consultas o quejas, y el ranking de puntuaciones, en el caso de disponer de dicha opción.

Eligiendo los indicadores más adecuados en cada caso se podrá identificar el éxito de una web o de una estrategia. Los objetivos ayudan a definir los KPIs SEO precisos, y los resultados que se obtengan mediante estas herramientas hacen que se replanteen las acciones iniciadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *