Errores comunes en email marketing que las empresas deben evitar

La mayoría de las empresas que realizan actividades de marketing, incluyen entre sus estrategias campañas a través del correo electrónico. Sin embargo, de manera frecuente se observan errores de email marketing en estas acciones.

Los fallos más comunes en toda estrategia de email marketing

Os contamos cuáles son algunos de los errores más frecuentes que toda empresa debería evitar:

El cumplimiento del RGPD

Pese a que el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) lleva con nosotros hace más de un año y que su incumplimiento puede ser causa de fuertes sanciones, sorprende ver a empresas que, en sus envíos comerciales, la incumplen total o parcialmente. Aparte del problema legal que supone, su no cumplimiento hace que la imagen de la empresa se vea muy deteriorada a los ojos de los usuarios.

Confirmación de la suscripción

Puede que hayas visto alguna vez que cuando te suscribes a una newsletter, recibes de manera automática un email para que confirmes la voluntad de suscripción. Esto se conoce con el nombre doble opt-in y, a pesar de que la normativa no lo exige, es totalmente recomendable incluirlo cuando se produce un alta en la base de datos de envíos.

Por un lado, se consigue un consentimiento explícito, y por otro lado, esta acción evita que los correos electrónicos que envíe la empresa acaben en la carpeta de spam, ya que se considerará como correo deseado por el destinatario.

La frecuencia de los envíos

El exceso de envío de mensajes puede provocar una avalancha de bajas de suscripción. Para que esto no pase, calcula un número de envíos que no abrume a los seguidores. Sin embargo, tampoco hay que dejar que nuestra empresa caiga en el limbo. En la mayoría de los casos, no enviarles mailings con cierta periodicidad, va a hacer que los clientes nos olviden por completo.

El diseño y la usabilidad

Un correo corporativo ha de ser mucho más que un folleto en línea. Debe ser un soporte interactivo, con buen diseño y funcional, en el que los enlaces cumplan una función. Para que el correo sea acorde a estas necesidades, deberá estar diseñado en html.

No hay que olvidar, que la mayoría de usuarios revisa sus correos desde el móvil. Por tanto, el diseño de los emails tendrá que ser responsive, para que funcione perfectamente en todos los dispositivos.

¿Y la llamada a la acción? Cada vez que preparamos una estrategia de email marketing para los clientes, existe una finalidad. Así que no olvides incluir una frase o elemento que invite al receptor a realizar la acción que se desea.

Por último, revisa muy bien el contenido antes de enviar. Una simple errata o un error ortográfico, puede hacer que perdamos toda la credibilidad de quién lea el mensaje.

Trabajar la base de datos

Existe una falsa creencia que consiste en creer que cuantas más personas haya en la base de datos mejor, sin importar si son suscriptores realmente interesados en nuestra empresa o producto. Sin embargo, si tenemos una lista de envíos que es un verdadero cajón desastre, lo mejor que podemos hacer es limpiarla. Comprobaremos que hay usuarios que no reciben los correos o que jamás abrieron uno.

Otra buena idea es segmentar y cualificar la base de datos, teniendo en cuenta los criterios que te permitan hacer envíos más personalizados y dirigir campañas concretas a cada grupo de clientes.

Medir las campañas

Crear una campaña de email marketing, requiere de tiempo y esfuerzo. Por ese motivo, es muy importante medir sus resultados y la eficacia de cada envío. Nos interesa ver cuál es la tasa de recepción, de apertura, cuántos usuarios siguieron el enlaces o completar las acciones objetivo, así como otros indicadores que se pueden establecer para calcular el éxito de las acciones.

Revisa tus campañas: ¿cuántos de ellos cometes?

Esta información nos puede servir para comprender, por ejemplo, por qué los usuarios se están dando de baja, por qué no compran las ofertas que les enviamos, por qué no abren los correos electrónicos y para desarrollar ideas que sirvan mejorar el email marketing de la empresa. Los medidores también sirven para que podamos hacer pruebas y comparemos qué estrategias nos dan mejor resultado.

Si tras leer este artículo, has detectado que estás cometiendo alguno de estos errores de email marketing, no te desesperes, poco a poco puedes ir mejorando tu estrategia. No dejes de probar cosas nuevas y analizar sus resultados para continuar avanzando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.