Crowdsourcing, la primera opción menos recomendada.

red

No pretendo más que dar una opinión personal, como siempre que escribo alguna entrada en nuestro blog, con lo que seguramente muchos estarán en contra de lo que voy a decir y que ya expreso en el título: el tan “de moda” Crowdsourcing no es la panacea, ni del diseño, ni de la estrategia, para mi es la primera opción que descartaría.

Entiendo que tener opciones y alternativas antes de decidirse por una idea, diseño, concepto de campaña o estrategia de posicionamiento, es genial; de hecho para el cliente lo ideal sería poder contar siempre con alternativas (todas válidas).

Los inconvenientes de lanzar una oferta y dejarse llevar por múltiples propuestas recibidas son básicamente que el control que podamos ejercer sobre ellas es casi nulo, la sinergia necesaria para pulir un concepto hasta lograr el resultado óptimo final, no se logra con el simple intercambio en la red; además previamente el trabajo de cribar, limpiar de polvo y paja todas las propuestas, hasta quedarte con alguna que se acerque a lo que se busca; es un trabajo ímprobo.

Por otro lado, en este tipo de alternativas, la relación del cliente con el proveedor (creativo o ejecutivo de cuentas, o con ambos a la vez, como suele ser habitual) desaparece, no existe.

Así por el camino, en “la Nube” se pierde un canal imprescindible de comunicación, básica y necesaria para lograr el éxito en la propuesta. Desde el primer momento en que se gesta una idea.

Para mí la relación directa y continuada con el cliente es fundamental, en el proceso de creación y servicio. Está demostrado que el proveedor que es tratado como un “partner” por el cliente, se implica mucho más en cualquier proyecto de éste; de igual manera que la seguridad y confianza que transmite hacia su cliente y sus proyectos, no se puede encontrar en un eventual contacto en la Red.

A veces la necesidad impuesta por un presupuesto o la creencia en que cuántas más propuestas se reciban mejor, llevan a buscar en esta “comunidad abierta” con pobres resultados.

Vale, yo no digo que no sea una alternativa, pero, ni es más ágil, ni más segura, ni por supuesto más eficaz. Aquí os dejo un link de alguien que comparte mi opinión, en su caso aplicada a los freelance, con un simpático esquema gráfico: http://marketing.es/disenador-freelance-vs-crowdsourcing/

Es lo mismo si lo extrapolamos a la agencia de servicios de marketing.

Porque en definitiva el cliente lo que busca es recibir servicio del bueno y lograr los mejores resultados. La sabiduría colectiva se logra entre todos los profesionales de la agencia tirando en una misma dirección, aportando distintos puntos de vista. Creo que esto no lo da el crowdsourcing.

Jorge González
Director de Arte


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.