Crea contenido de valor para tu comunicación corporativa

prensa

La comunicación corporativa ha sido clave para mantener la visibilidad de las marcas ante sus públicos, en estos meses marcados por la pandemia de Covid-19. Una vez finalizada la etapa del estado de alarma, en la que la responsabilidad social corporativa y la acción solidaria fueron las grandes protagonistas, la llamada ‘nueva normalidad’ sigue caracterizada por el papel primordial de la comunicación corporativa en la estrategia de marca de las compañías, lo que conlleva la creación de contenido de valor.

En esta nueva fase que hemos iniciado tras el confinamiento, la intensidad de la comunicación corporativa ha regresado al nivel de actividad habitual anterior a la crisis. Durante el estado de alarma la presión informativa fue muy fuerte y, a pesar de la normalización, las marcas siguen vinculando la comunicación a la situación excepcional que vivimos. Los protagonistas siguen siendo la ‘emotividad’, la ‘solidaridad’ y, especialmente, la ‘utilidad’ social y económica”.

En este post os ofrecemos algunas pautas para generar contenido de interés, que aporte visibilidad, notoriedad y asocie valores a las marcas y los negocios, en función de su sector y su público.

La investigación como base de la comunicación

Investigar y analizar la situación en cada sector es fundamental para sentar los cimientos de la estrategia de comunicación corporativa. Cada sector de actividad tiene sus particularidades y, por ello, es necesario estar al tanto de su actualidad en general y de la competencia en particular, para poder tomar decisiones adecuadas sobre las acciones de comunicación estratégica, de manera que sean coherentes.

Recomendaciones para generar contenido de valor

Al margen de la información del día a día sobre el negocio, resultados, acuerdos, etc. Las marcas deben ser capaces de crear contenido de valor, que atraiga el interés de sus públicos. Hay diversas acciones que ayudan a crear y difundir dichos contenidos:

  • Estudios y encuestas. La recopilación y análisis de datos sobre determinados aspectos relevantes del sector o la actividad de la marca, pueden ayudar a generar conclusiones y contenidos de gran valor, si dichos estudios están bien enfocados y desarrollados.
  • Eventos. Una gran fuente de creación de contenido son los eventos corporativos (premios, jornadas informativas, puertas abiertas, visitas oficiales, etc.) En esta etapa de restricciones debido a la pandemia, los eventos digitales han tomado todo el protagonismo. Congresos online, webinars, mesas redondas virtuales, ruedas de prensa digitales… son la nueva tendencia en eventos corporativos.
  • Envío de muestras o prueba de servicios. El envío de muestras de producto o la posibilidad de probar los servicios de la marca, siempre que sea posible, es una excelente forma de conectar y despertar el interés de los medios de comunicación claves. Para ello es necesario realizar una exhaustiva selección de los periodistas más apropiados y un diseño estratégico de dicho envío, invitación, etc.
  • Acciones de RSC. Las acciones solidarias y la responsabilidad social corporativa siguen en pleno auge. Los momentos más crudos de la crisis sanitaria y el confinamiento han dado paso a la crisis económica, en la que la acción social, por parte de las marcas, es especialmente bien valorada e importante para sus públicos.

El contenido útil, interesante y con valor es, desde hace mucho tiempo, un factor clave para el posicionamiento de las marcas, su engagement con el público y para convertirse en referencia dentro de su propio sector de actividad.

Noelia Perlacia

Socia y DIRCOM Avance Comunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *