Cómo organizar ideas para elaborar una buena infografía

Infografía

Para elaborar una buena infografía es necesario que organices las ideas y el contenido, de manera que la información quede ordenada de una manera muy visual. Para ello, a continuación te daremos algunas pautas interesantes. ¡Sigue leyendo!

Qué es una infografía

Una infografía es un diagrama de textos o representación visual, con imágenes o gráficos, sobre datos o estadísticas. Este método efectivo ayuda al cerebro a retener los conceptos y números importantes para procesar la información de forma más fácil y rápida.

La infografía y el diseño están estrechamente ligadas, pero gracias a la gran cantidad de plantillas determinadas que existen en la red, no necesitarás ser un gran diseñador gráfico para crear un esquema que despierte interés. No obstante, siempre tendrás la opción de dejarlo en manos de expertos que elaboren un diagrama profesional que sea relevante para tu público.

El marketing digital es uno de los recursos con más potencia que existe en el mercado actualmente, para conectar de forma fácil y rápida con tu público objetivo. Además de incluir textos y podcasts dentro de tu estrategia, este recurso visual será indispensable para conseguir que los usuarios se movilicen y busquen tu contenido.

Cómo organizar las ideas y el contenido

La calidad de tus representaciones dependerá, en gran medida, de la estética que utilices. Te recomendamos que sigas las reglas comunes de diseño gráfico que te vamos a exponer, para que el público tenga una compresión óptima y atractiva:

· El éxito de tu presentación se basa en una estructura clara y concisa, además de ofrecer un diseño atractivo. No tienes que esquematizar todos los datos de tu contenido, sino que debes ser concreto a la hora de resumir los puntos más importantes. De esta forma, el lector tendrá facilidad para retenerlos. Tómate tu tiempo a la hora de elegir el mensaje que quieres transmitir y a qué tipo de público va a ir dirigido; solo así crearás la mejor historia visual para ellos.

· Haz un resumen de la información que analice los datos más importantes que quieres lanzar a los lectores. Es aconsejable que realices un borrador en un papel antes de plasmarlo en formato digital.

· El objetivo principal es crear secciones bien estructuradas, con patrones lógicos, para que vayan mostrándose como una secuencia de datos. Te recomendamos que incluyas un título en cada sección y, a ser posible, que marques con colores de fondo característicos cada una de ellas, para diferenciarlas. Cuida la ortografía y no sobrecargues demasiado la representación, porque podría convertirse en un artículo incómodo para los usuarios.

· Utiliza numeraciones o viñetas para ofrecer una lectura cómoda. Te permitirán transformar una información compleja en una representación fácil de comprender.

· Los gráficos e iconos ayudarán a que las estadísticas se muestren de forma más concisa, haciendo que el cerebro de los lectores procese los datos mucho mejor que si solo ve una secuencia de números distribuidos en un texto.

· Si vas a introducir imágenes, asegúrate de que tienen una resolución óptima y de que son de dominio público. Si algún usuario quiere imprimirlas, es imprescindible que no se vean borrosas.

· Intenta personalizar el diseño con tipografías originales o combinaciones de imágenes y colores, para dar un efecto profesional a tu infografía. Analiza con tranquilidad todas las decisiones antes de publicarlas en la red.

Beneficios de las infografías

Son muchas las ventajas que ofrece la creación de una óptima infografía para tener un hueco en el mundo digital. Además de saber cómo hacer estas representaciones, también es importante que conozcas los beneficios de elaborarlas:

– La rápida absorción de contenido por parte de los usuarios es una de las principales ventajas frente a un texto plano.

– La memoria fotográfica es uno de los recursos más utilizados para asimilar información. Por ello, con una buena ilustración de contenido visual favorecerás que el público retenga mejor los contenidos.

– Subir a la red una infografía es un proceso muy rápido. Por ello, cada vez son más las empresas que apuestan por esta herramienta para sus redes sociales, páginas web o blogs. Cabe destacar que tendrás más posibilidades de hacer que tu contenido se vuelva viral.

En conclusión, elaborar una buena infografía consiste en aplicar a tu contenido un formato atractivo y que permita al usuario un acceso cómodo a la información. Bien ejecutadas, repercutirán mucho en el tráfico de tu web. En el mercado existen aplicaciones con las que puedes realizar tus propias infografías y para diseños más complejos y personalizados, siempre puedes recurrir a los servicios de profesionales del diseño y el marketing digital. Si quieres consultarnos ¡estamos a tu disposición!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *