Razones para incluir el podcast en tu estrategia de comunicación

Como en casi todo, Estados Unidos está a la cabeza de la producción y el consumo de podcast de todo tipo, incluidos los podcast corporativos, y son pioneros en este formato de audio. Sin embargo, según el II Informe del Observatorio Ivoox (una de las principales plataformas especializadas en podcasting), la escucha de podcast en habla hispana se ha duplicado desde el año pasado, y es que hay muchas razones para incluir el podcast en tu estrategia de comunicación.

Según estos mismos datos, un 42% de los oyentes escuchan podcast diariamente y un 28,12% una vez por semana. Resulta también llamativo que los usuarios no descartan los episodios largos, ya que los episodios consumidos tienen una duración media de 80 minutos. Este hecho, sin duda, se debe a que este formato permite realizar otras tareas de forma simultánea, cosa que no ocurre con formatos como el vídeo, por ejemplo, que requiere mucha más atención.

Ya hace meses, publicábamos un post en este blog hablando sobre el uso del podcast en la comunicación interna y sus ventajas, como desarrollar una comunicación directa e íntima con los receptores, el hecho de que sea compatible con otras actividades, admite diversos tipos de contenido, ya sea informativo, lúdico, formativo, etc., es sencillo de producir y también de distribuir.

Estas mismas ventajas son aplicables, por supuesto, a otro tipo de públicos, por lo que la comunicación corporativa puede verse muy beneficiada con este tipo de formato.

Razones para incluir el podcast en tu estrategia de comunicación

En primer lugar, una gran ventaja, hoy por hoy, del podcast es que, a diferencia de otros canales como las redes sociales, no es un formato saturado. Aunque cada vez más marcas se lanzan a crear contenido en audio, aún hay un largo camino por recorrer en este sentido.

Blogs, redes sociales, newsletter, por supuesto webs… los medios propios de las marcas se multiplican exponencialmente, mientras que el podcast, a pesar de su enorme crecimiento, aún no alcanza ese nivel de implementación en el ámbito corporativo, por lo que supone una gran oportunidad.

En segundo lugar, es muy flexible, ya que admite todo tipo de formatos. Ya sea una única voz a modo de monólogo, una entrevista, un debate o tertulia, una ficción, etc. casi todo cabe en formato audio, pero, además, también admite todo tipo de temáticas, sea cual sea la especialización elegida.

En tercer lugar, genera un elevado nivel de fidelización y compromiso por parte de la audiencia. El podcast suele consumirse de forma individual y, habitualmente, con auriculares. El sonido llega, directamente, al oído de la audiencia y eso ya produce un contacto íntimo y muy estrecho, sin otros factores de distracción. Esta característica a la hora de consumirlo, unida a un contenido de calidad, provocan una relación fiel y estable en el tiempo. 

Principales claves a tener en cuenta en un podcast corporativo

Como cualquier otra acción de comunicación, hay unos elementos básicos que siempre deben estar presentes y bien definidos a la hora de crear un podcast corporativo:

  • Objetivos: fundamentalmente, branding y posicionamiento, puesto que el podcast no es un formato adecuado para la acción comercial, salvo mediante formatos publicitarios. Es decir, no utilices el podcast para hablar de las bondades de tu producto.
  • Audiencias: como en cualquier otra acción, conocer a la audiencia y definir el perfil ideal de tu oyente, será muy útil a la hora de plantear el contenido.
  • Contenidos y mensajes clave: sin un buen contenido que sea relevante para tu audiencia, cualquier esfuerzo será inútil. Trabajar el contenido debe ser una prioridad absoluta.
  • Planificación: hay que decidir la periodicidad de los episodios, si va a ser un número limitado o se difundirá de forma indefinida, tener en cuenta los tiempos de producción, etc.  

En el caso del podcast, además, hay que tener en cuenta aspectos como la complejidad del contenido a la hora de producir, ya que se puede ir desde lo más sencillo que es una grabación con un micro y un ordenador y una única voz hasta producciones complejas, como pueden ser los episodios de ficción o contenidos con multitud de efectos sonoros, recreaciones de todo tipo, etc.

También se debe decidir si se va a producir mediante medios propios o es necesario recurrir a profesionales especializados y los medios a través de los cuales se va a difundir. Hoy en día hay diversas plataformas para la difusión de podcast, como pueden ser Ivoox, Apple Podcast, Google Podcast, Spotify, Amazon Music, etc. por supuesto también deben tenerse en cuenta los soportes propios, como la web corporativa.

En resumen, la fase previa de estrategia y planificación es fundamental a la hora de producir un podcast. La segunda fase sería la producción, ya sea por medios propios o externos, posteriormente la difusión a través de las diversas plataformas y soportes y, por último y no menos importante, la promoción, para darlo a conocer, ya sea mediante medios propios o pagados.

Deja un comentario

Gracias por contactarnos, en breve te llegará un email con el enlace de descarga de tu Guía práctica

Formulario de contacto

Formulario de contacto

Call Now Button