Ideas de comunicación interna para retener el talento

La gestión del talento es uno de los pilares básicos de cualquier estrategia empresarial enfocada a la expansión. De hecho, la capacidad de los trabajadores es un factor clave para conseguir el éxito de un proyecto y alcanzar una posición de diferencia y ventaja con respecto a tu competencia.

Si entre los valores de tu negocio está la innovación y quieres atraer a profesionales sobresalientes, resulta imprescindible que busques la satisfacción de los empleados, que fomentes su implicación y que les des razones para estar motivados en su puesto. Para conseguirlo, una de las claves está en seguir una serie de buenas prácticas de comunicación interna.

Cómo retener el talento en tu empresa

Si cuentas con unos colaboradores talentosos, tu empresa tendrá mucho más fácil crecer. Podrás evolucionar, superar a tu competencia y lograr tus objetivos con menos esfuerzo. Por eso es básico que implantes una cultura de la retención de los recursos humanos y que evites la rotación excesiva. Usa el employer branding, es decir, implanta una serie de medidas que atraigan a los más capacitados, preparados y dinámicos.

¿Cómo lo puedes conseguir? Hay muchas formas de atraer, incentivar y generar apego a un proyecto empresarial. Algunas son los salarios altos, la flexibilidad horaria, la formación continua, el liderazgo empresarial, el buen ambiente de trabajo o los planes de desarrollo personal para los trabajadores. Todas ellas son importantes. Sin embargo, sea cual sea la estrategia que adoptes, la comunicación interna jugará un papel básico y fundamental para articular estas medidas y conseguir que sean más efectivas.

Consejos de comunicación corporativa con tus empleados

La comunicación corporativa con tus empleados o, lo que es lo mismo, la comunicación interna, puede actuar como un factor de cohesión y fortalecimiento del sentimiento de pertenencia y de apego. Así pues, piensa: ¿qué buenas prácticas puedes adoptar para atraer y retener a los mejores? En primer lugar, es importante que este tipo de comunicación incluya, además de una función informativa, otra estratégica y operativa. Debe responder a una planificación y a una estudiada optimización de recursos.

Una correcta gestión de las personas requiere siempre de una adecuada comunicación interna por parte de la empresa. De lo contrario será mucho más complicado conseguir que los trabajadores se identifiquen con ella, se sientan valorados, estén motivados y puedan resolver conflictos de una manera proactiva y rápida.

Estos son algunos elementos de comunicación que se suelen usar con esta finalidad.

Boletines o revistas de curso interno.

Correos electrónicos.

Newsletters.

Reuniones departamentales.

Eventos corporativos.

Intranet de la empresa.

Grupos de WhatsApp.

Tablones de anuncios.

Sea cual sea la herramienta que elijas, en todo momento deberías tratar a tus empleados como si fueran clientes internos de tu empresa. Habrás de gestionar sus opiniones, dudas y sugerencias, proporcionarles una correcta atención e información y fidelizarles con una serie de estrategias. Estas son algunas formas de conseguirlo.

Ofrece información de las novedades importantes. Así conseguirás que los trabajadores se sientan parte de un equipo. Aumentará su nivel de implicación y su enfoque hacia el logro de los objetivos empresariales.

Valora y reconoce de manera explícita el talento. Para ello utiliza los canales más apropiados en cada momento, como un evento corporativo, una jornada de trabajadores o algún tipo de acto institucional interno.

Informa de opciones de desarrollo profesional. Un estudio de LinkedIn reveló en 2018 que el 93 % de los empleados sentiría un mayor apego con su empresa si esta invirtiera en impulsar su carrera. De hecho, la mayoría de las empresas ofrece a sus recursos humanos oportunidades de proyección pero no informa de ello de la manera adecuada. Muchas veces esa información no llega a los trabajadores.

Crea espacios para la comunicación interpersonal. Y también para los flujos de arriba hacia abajo, de abajo hacia arriba y transversales. No te olvides de que la comunicación interna también se basa en potenciar el aspecto social y relacional de la comunicación interpersonal. También puedes potenciar la conexión a través de plataformas peer-to-peer.

Utiliza las herramientas adecuadas. La forma en la que haces llegar la información debe ser efectiva, de lo contrario no conseguirás que la comunicación funcione.

En definitiva, has de recordar que una buena comunicación interna es la base de la gestión del talento. Esto, a su vez, exige la implicación interdepartamental y un potente impulso desde la alta dirección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.