¿Cuáles son las fases de un proyecto web? Programación y testeo

programacionweb

Hoy en día es normal que los diseñadores piensen que las fases de un proyecto web se deben enfocar, casi en exclusividad, en aspectos técnicos como la gestión de contenidos o los wireframes. Sin embargo, obtener un diseño óptimo no pasa por lograr una buena integración de redes sociales o contar con buenas imágenes.

Sin duda, la mejor opción consiste en tener una buena planificación previa del proyecto que se va a realizar. Y, para ello, nada mejor que seguir una serie de pautas como las que te mostramos a continuación.

Fases de un proyecto web

Para llevar a cabo un proyecto web que siga un criterio y una metodología serias, es importante seguir un total de seis fases. Se trata de las que listamos a continuación.

Investigación. Consiste en un análisis del contexto donde te estás moviendo. De ahí que sea lícito revisar sitios web similares a los que vas a crear, haciendo un repaso de qué funciona a la competencia.

Planificación. Deberás tener en cuenta a tu audiencia y sus necesidades, objetivos, contenidos… Después habrás de elegir el nombre de la web, comprobar su disponibilidad y registrar el dominio.

Arquitectura del sitio y contenido. Después tendrás que pensar qué vas a contar y cómo lo vas a hacer. Deberías crear un mapa de la arquitectura del sitio web para revisar la organización del mismo de forma más visual.

Diseñar, construir y hacer pruebas. Aquí se contempla el diseño web; es decir, la elección de colores, tipos de letras, plantillas, imágenes… Es donde comienza la programación y testeo del sitio.

Operar, mantener y evaluar. En esta fase debes realizar el mantenimiento de tu sitio web, procurando obtener informes de rendimiento.

Marketing. Cuando la web ya está publicada, tendrás que trabajar en publicitarla. Posicionamiento SEO y difusión en redes sociales serían los puntos fuertes a tratar en esta fase. Eso sin olvidar la calidad de los contenidos y la frecuencia de actualización del portal.

Planificación

Una de las fases iniciales a la hora de emprender un proyecto web es la planificación. Esto servirá de base al resto del trabajo que se va a realizar, y por ello es importante que reúnas a todo el equipo del proyecto (programación, diseño y contenidos) para que aporten soluciones comunes mediante una tormenta de ideas.

Además, se creará toda la arquitectura del sitio y se concretará la forma de navegar entre contenidos. También se elaborarán los primeros prototipos, que podrán ser testeados y que posteriormente finalizarán en el diseño definitivo.

Programación

La programación web es otra fase clave y que requiere de un cuidado especial. Es especialmente destacable a la hora de crear el código para todas aquellas zonas que sean dinámicas y que, por tanto, necesiten del aporte de un lenguaje de programación adecuado a este tipo de tareas.

Los lenguajes de programación más usados son JavaScript, ASP, XML y SQL. También puedes acompañarte de algunas herramientas de superposición junto al uso de HTML y CSS. Si necesitas un sistema de gestión de base de datos, deberías pensar en escoger MySQL: es gratuito, seguro y muy estandarizado. Otro sistema de gestión de base datos interesante sería Oracle, aunque en este caso se trata de un software propietario.

Testeo

El testeo de una web se realiza una vez que el contenido ha sido introducido y las imágenes se han ajustado convenientemente. Para ello, tendrás que probar a fondo todas las páginas que componen tu sitio web; debes asegurarte de que los enlaces funcionan, así como de que la carga de las páginas es correcta en diferentes dispositivos y navegadores.

Lo normal en esta fase es encontrar errores de codificación, a veces complicados de localizar. Como ayuda para este proceso de testeo existen herramientas que identifican dichos errores de forma automatizada, ya que realizar manualmente esta búsqueda de fallos supondría una tarea demasiado extensa.

Aplica esta secuencia para alcanzar el éxito

Te hemos presentado las diferentes fases de un proyecto web haciendo hincapié en las más importantes o relevantes, como son la planificación, la programación y el testeo. Ten presente que es importante tener un guión sobre la mesa a la hora de poner en marcha un proyecto de estas características, así como tener en cuenta todas las herramientas y funcionalidades necesarias para no dejar nada a la improvisación. ¡Anímate a seguir estas fases en tu próximo proyecto web!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.